Todo sobre la Rinoplastia

¿Qué es la Rinoplastia? 

La Rinoplastia, actualmente es una de las operaciones de cirugía plástica que más se practica en todos los países del mundo, consta de una operación quirúrgica para dar a la nariz la forma apropiada y deseada para mejorar la apariencia estética de la persona, el médico especialista  verá si es posible aplicar anestesia local o general, dependiendo el estado y la situación de la operación y del paciente. En la Actualidad este ejercicio es muy rápido, el paciente pasara 24 horas en observación y después tendrá algunos días de reposo en casa, luego podrá retomar su vida diaria.

¿Cuánto Cuesta una Rinoplastia? 

Los precios fluctúan entre 1800 y 2500 euros, dependiendo del tipo de operación, centro estético, ciudad de España entre otros factores. El precio puede tender a variar e incrementar, para esto hay que leer bien el contrato donde se especifican las condiciones. A eso hay que agregar las consultas previas a la operación y los costes de los medicamentos y cuidados post operatorios. Aquí los precios oscilan entre los 150 y 800 euros.
 

Tipos de Rinoplastia

Todo tipo de cirugía plástica tiene riesgos, la ciencia avanza cada vez más y se mejoran los procesos de operación pero se necesitan todas las atenciones posibles y seguir con todos los detalles de cuidado, durante y después de la operación. Antes de la operación se preparará y administrará al paciente anestesia local o general (en estos casos el médico decide cual aplicar).

El paciente  recibirá una limpieza previa de su rostro para eliminar todo rastro de impureza que pueda afectar y arriesgar la operación con alguna posible infección.  Existen dos tipos de rinoplastia y estas son:

Rinoplastia abierta: Esta operación se hace de forma externa, comenzando con una incisión en la base de la nariz hasta la punta de la misma, en forma de zeta, se retira la piel hasta corregir el problema estético, se regresa todo a su lugar y se termina con una pequeña sutura en la zona.                 

Rinoplastia cerrada: Esta operación es interna, consiste en la modificación del tabique, realizando la cirugía dentro de las fosas nasales, lo que la hace más fácil de cicatrizar pues no deja ninguna marca en la piel.

 


 

Beneficios de la Rinoplastia

Los beneficios de tener una nariz operada son varios, mejora la estética y por lo tanto la autoestima y la seguridad de la persona por tener una nariz más delgada, mejor perfilada y/o proporcional a su rostro. Los beneficios son también en cuestión de salud, por ejemplo, para eliminar los ronquidos o resolver algunas dificultades de respiración u otra anomalía o problema de la salud.

Esta práctica quirúrgica ha aumentado con los años ya que cada vez más personas desean operarse la nariz por fines estéticos o para mejorar la respiración.

Simetría: Las operaciones de rinoplastia corrigen este problema, un rostro se puede ver muy mal con una nariz asimétrica, los médicos cirujanos buscan corregir este problema.

Tamaño: La narices prominentes o muy anchas pueden arruinar la apariencia facial, para ello, los especialistas buscan ofrecer y dar al paciente las mejores proporciones en cuanto a “rostro-nariz”.

Forma: Aquí se ve el arte y la sapiencia médica dele especialista, el cual consiste en dar forma y esculpir la nariz, tallando cada parte de la nariz hasta llevarla a la perfección.

Efectos Secundarios

Hay que tener en cuenta esta información debido a que algunas personas pueden padecerlos y lo más aconsejable es saber qué hacer y qué cuidados tener. Es de más decir que se debe ocurrir al médico que nos trato a un especialista indicado si llegan a aparecer estos problemas durante la recuperación post-operatoria.

Problemas de Hinchazón: Después de una operación, la hinchazón tarda como mínimo 30 días en que los tejidos internos vuelvan a la normalidad, cabe mencionar que esta estructura tarda en cicatrizar. En sí los resultados óptimos de la operación se verán a los seis meses pasada la intervención quirúrgica.

Problemas Respiratorios: Es poco común escuchar o ver algún caso de pacientes que se quejen de no tener una buena respiración, si este problema persiste después de unos meses habrá que volver a intervenir.

Problemas de Cicatrización: Mayormente, este problema ocurre en las técnicas de cirugía abierta, ya que las de tipo cerrada se realizan en las fosas nasales.

Problema de Puntos Rojo: Este se debe a la ruptura de vasos sanguíneos en la piel durante la operación, a medida que va pasando el tiempo, irán desapareciendo.

No olvidar acudir al médico inmediatamente si se presenta dolor persistente, signo de infección, fiebre continua, sangrado recurrente o pérdida de olfato. 

comments powered by Disqus